TRICORNIO

TRICORNIO (5)  Nos consolamos pensando en lo que os hemos podido ofrecer, en el dolor que os hemos evitado, en las caricias que os hemos prodigado y en todo el amor que hemos puesto en vuestro bienestar…. Pero la realidad es que dejais un hueco muy oscuro, muy grande y muy amargo cuando os marchais. Cada uno de vosotros se lleva con él un poco de nuestra alegría, un poco de nuestra esperanza y otro poco de nuestra fe en que algún día veremos acabar esta agonía constante. Vuestro adiós nos encuentra luchando contra la ira y la impotencia, contra la perplejidad que causa pensar en el daño gratuito que se os ha hecho. Tricornio, amigo dulce, agradecido, siempre alegre y pendiente de nosotros, descansa en paz. Te has escurrido de nuestras manos sin que pudiéramos retenerte, sin dejarnos darte el último achuchón que tanto te enfadaba. Espéranos allí, junto al arcoiris, porque ya te echamos de menos y serás uno de los primeros a los que tratemos de encontrar cuando nos toque a nosotros.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *