Sin nombre

Nos ha durado dos días. Por eso no quisimos bautizarla, para que todo sea nuevo y familiar en su nueva vida.

Nuestra peladilla ha encontrado pronto su lugar para siempre.

 

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *