SHAKIRA II

Cuánto echamos ya de menos esos ojazos tuyos, preciosa mía! Ha sido mucho tiempo disfrutando de tu carácter amable y cariñoso y, sobre todo, sintiendo esa mirada profunda e inteligente que nos seguía a todas partes.

Sabemos que estas en una estupenda casa y con una estupenda familia y eso nos ayuda a soportar la pena de tu ausencia. Sabemos que vas a ser feliz y que, como nosotros a tí, no nos vas a olvidar nunca.

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *