SAVANNAH

Savannah llegó miedosa y delgadita. Era un saco de huesos con una mirada de espanto que dolía ver. Se integró muy bien en su manada y luego tuvo la suerte de irse de acogida con unos compañeros. Eso cambió su actitud y ahora es una tímida y preciosa perrita, tiene un carácter dulce y tranquilo que hace su compañia deliciosa. Adora pasear y jugar con otros perros. Es mimosa pero no cansa. A ella solo le hace falta compañía humana y unas caricias de vez en cuando. Siempre esta cerca. Será la mejor compañera que pueda soñar la familia que la adopte.

/ Adopciones, Hembras, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *