Rodo

Este pequeño bribón ha enamorado en un momento a su adoptante. Le ha hecho cuatro carantoñas y se ha ganado el corazón de este hombre que acaba de sufrir una terrible pérdida y se siente solo.

Se han ido a cual más contentos y sin acordarse para nada de mí.

Veremos si esta noche su nuevo amo tiene tanta paciencia cuando empiece a morderle el pelo y no le deje dormir!

Rodo, eres un amor. No cambies.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *