ROBI

A SU LLEGADA SEGUNDO DIA 1 La historia de Robi es triste. Llegó de cachorro a los brazos de su amigo humano y vivió con el feliz y seguro hasta que, un mal día, la muerte le dejó solito. Estuvo malviviendo encerrado en su casa, de la que salía con suerte un ratito cada día, durante unas semanas mientras los hijos del fallecido buscaban algún sitio en el que dejarle;  finalmente nos encontraron a nosotros. Pero Robi no entendía nada, llegó al refugio con mucho miedo y  síndrome de abandono pero su carácter amable ya esta superando el trauma y vuelve a ser el peludo simpático y juguetón, con muchas ganas de pasear y muy curioso, que fué en vida de su dueño. Tiene cuatro sanos y guapisimos años y estamos seguros de que quien lo ponga en su vida va a disfrutar con la lealtad y la seguridad que su presencia transmite. 

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *