PURPURINA

Purpurina deambulaba perdido por una urbanización cercana y algunos vecinos se preocuparon por él. Otros amenazaron con pegarle un tiro, envenenarle…. Y lo trajeron al refugio para que tuviera una posibilidad de vivir. Es un cascabel con cuatro patas, alegre, gracioso, juguetón, mimoso y cariñoso. Creemos que todavía no ha cumplido el año, aunque hay que esperar a que el veterinario lo ratifique y su talla mediana y estilizada hace de él el perrito ideal para compañía en un piso, para pasear, para hacer excursiones… Nuestro pequeño esta feliz en cualquier circunstancia, solo necesita a un amigo humano a su lado.

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *