LIMPIO ADOPTADO

A Limpio y Pulgoso (ya adoptado) los encontró la policía local de un pueblo cercano vagando por una urbanización. Uno de ellos, Pulgoso, venía con el cuerpo lleno de miseria mientras que el otro, Limpio, tenía un pelaje lustroso y estaba bien alimentado. Son cariñosos y mimosos, obedientes, alegres y juguetones, para convivir con otros perros hay que tener un poco de paciencia e irles presentando poco a poco. Tienen, más o menos tres años aunque el veterinario todavía no nos lo ha confirmado. Son muy empáticos con el ser humano y están siempre pendientes de las órdenes. Su presencia siempre da alegría y transmiten mucho amor y seguridad.

/ En nuestro corazón

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *