PICASSO

Qué alegría, verdad Picasso?

Cuando has visto a tus dueños te ha cambiado la expresión de la carita y todo.

Nos has obsequiado con tu especial carácter y alegría durante un tiempo, pero ya has vuelto a casa.

Tus dueños ya no tendrán que peregrinar más poniendo carteles por todas partes, ya pueden volver a disfrutar de tí, excelente compañero.

Te recordaremos siempre con mucho, mucho

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *