PEPE

Esta bolita de algodón, con mucho miedo, mucha suciedad, mucho hambre y mucha necesidad de cariño y cuidados, ha vivido entre nosotros el tiempo suficiente para que nos enamorara su agradecido carácter.

Ahora se va a hacer felices a otros, pero nos deja su recuerdo y su cercanía. Nos veremos pronto, pequeño bonito.

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *