Pandora

Hoy ha sido un día muy alegre y algo amargo. Mis niñas han encontrado su lugar ideal en este mundo y yo me he quedado sin mi amiga del alma y sin el cascabel del refugio.

Además de Alina, hoy se ha ido Pandora a vivir con una familia que la va a cuidar, la va a entender, la va a querer…

Se lleva un trocito de mi corazón pelín más grande que otros, además de mis móviles, mi ratón del ordenador, una zapatilla izquierda y otra derecha de distintos pares…

Suerte, amor mío. Aquí te querremos siempre.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *