PANDA

Nuestra explosiva y guapísima Panda llegó de la mano de sus dueños. Había pasado toda su vida en una terraza y compartiendo el tiempo con una persona inválida. Su vitalidad y el empeoramiento de esta persona hicieron que le fuera imposible seguir dándole las atenciones que necesita. Es una perra activa, alegre, cariñosa y obediente que adora pasear y olisquearlo todo, jugar y corretear. Es muy mimosa y siempre esta ansiosa si no esta en compañía humana. Es muy dependiente del ser humano. Una de esas compañías que siempre se disfrutan. Aún no sabe convivir bien con otros peludos pero su juventud y su carácter nos hacen pensar que cuando se sienta tranquila y segura en una familia, también se relajará con otros animales.

/ Adopciones, Hembras, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *