MILKA

Sus salvadores se la encontraron atada a un contenedor de basura. Cuando la llevamos al veterinario comprobamos que todavía tenía leche en las mamas. Volvimos a donde la habían encontrado pero no pudimos hallar camada o rastro alguno, así que pensamos que seguramente le habrían quitado los bebés y la habrían tirado de casa. A la basura, vamos. Y cuando se conoce a esta preciosidad no se comprende este hecho; es la perrita con mejor carácter que hemos conocido. Es amable, es obediente, es limpia, es divertida, es alegre, es mimosa, es cariñosa, no es empalagosa, es inteligente, es empática, aprende solo con ver lo que le pides… No comprendemos como alguien se ha podido desprender de esta pequeña que no tiene ningún rasgo en su carácter y comportamiento que se le pueda criticar. Tendrá unos cuatro años (10/2014) y solo pide estabilidad y a cambio lo da todo sin restricciones.

/ Adopciones, Hembras, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *