MAX ESPECIES

  Le salvaron la vida unos profesionales como la copa de un pino que lo tuvieron en su clínica durante cuatro meses, buscándole hogar y ayudándole a recuperarse del abandono y a hacerse un perro guapo y agradable. Su caracter lo refleja, es dulce y amable, juguetón y equilibrado. Es un perro joven todavía (03/2016) pero ya nos demuestra a todas horas que es un peludo de compresión rápida y muy empático con el ser humano. Se lleva bien con todo tipo de animales y jamás le hemos visto un mal gesto de ninguna clase. Adorable por donde lo miremos.

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *