MAX/ABDEL

  Es tímido y todavía desconfiado, aunque ya le va ganando la curiosidad y el tiempo que lleva con nosotros. Lo recogimos en una rotonda muy concurrida en la que se había cobijado después de ser atropellado. Nos avisaron de que se le veía un trozo de hueso en una pata (trasera izquierda) y que era muy asustadizo y no se dejaba coger. Entre un compañero, Abdel, y yo lo conseguimos echándole una manta por encima y soportando la media docena de mordiscos de miedo con que nos obsequió. Pero ahí quedó todo. Quedó ingresado en el veterinario y hubo que cortarle la pata porque ya la llevaba necrosada y era insalvable. Es un cachorrón nacido seguramente en verano del año pasado (08/2017) que todavía no se fía de los humanos demasiado pero que juega y es alegre y hace vida completamente normal a pesar de su carencia. Es muy guapo y sano y buen comedor. Estamos seguros de que sería un compañero perfecto de alguien con la paciencia suficiente como para hacerse entender por él.

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *