Martina

Nuestra Martina bonita nos ha durado poco. Se la lleva un nuevo cooperante que viene a pasearles y se ha enamorado de ella.

Es natural. Martina tiene toda la dulzura del mundo y el cariño a raudales para dar a todos.

Se volvía atrás cuando se la llevaban y he tenido que acompañarla al coche. Bonita mía! No podré olvidar nunca tu carita y el amor que me has ofrecido estos días.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *