LINDA VII


Esta dulce abuelita era feliz con su amiga perruna y su dueño, un anciano que pasaba el día con ellas cuidándolas y disfrutando de su compañía. Pero la vida tenía otros planes y de la noche a la mañana se vió aquí, sin la tranquilidad y la paz que tenía hasta ahora. Ha cumplido ya diez años(agosto/2009) y le esta costando adaptarse. No hace más que buscar tranquilidad y compañía humana, cosa que no podemos darle en este entorno. Necesita un hogar en el que pasar sus últimos años con la paz y el amor que tanto necesita.

 

/ Adopciones, Hembras, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *