KAFKA


recien-llegadoAsí nos apareció este pequeño en la protectora. Lo recogieron, casi sin fuerzas ya para tenerse de pié, en una carretera secundaria cercana. Desde el primer momento nos dijo que tenía ganas de vivir, que tenía hambre, sed, necesidad de limpieza…. Le quitamos cientos de parásitos externos y aún sale algún que otro interno, pero su estado ha mejorado muchísimo. Ya nos saluda
tercer-dia-4alegre cada mañana, ya se come toda la comida sin esfuerzo y aún nos pide más…. Es cariñoso y agradecido y valora como ninguno la más mínima carica o el más minimo gesto de atención o afecto hacia él. Ahora, pasada ya el hambre de comida, nos esta pidiendo que le saciemos el hambre de amor. Será una gran compañía para la familia que le de cobijo. No se arrepentirá de poner un ser tan sensible y amable en su vida.

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *