Jimmy

Jimmy ya tiene hogar. Con esa carita y esa mirada era imposible que durara mucho solito.

Ha tenido la suerte de no pasar por el refugio, pero le recordaremos igual.

Suerte, chaval!

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *