GOLIAT

GOLIAT Bueno, precioso. Ni siquiera has tenido que entrar en el refugio, nuestro estupéndo compañero se ha sentido tan  a gusto a tu lado que te ha adoptado directamente: del abandono  más absoluto, de la soledad de una casa deshabitada en medio del monte, a un hogar con un amigo que te da todo el amor que te mereces. Se feliz, bonito.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *