GARRY

A esta cosita pequeña y cariñosa, un poco miedoso hasta que coge confianza, lo sacaron de un pozo en una localidad cercana los estupendos miembros de su policía local. Aunque buscaron a sus dueños durante unos días, finalmente me lo entregaron porque no apareció nadie. Garri  venía con multitud de inquilinos, garrapatas y pulgas que hubo que quitarle. No hizo ningún gesto extraño ni tuvo una mala cara para todo lo que tuvimos que hacerle. El solamente quiere no estar solo y que le demos un mimito de vez en cuando. Creemos que tiene entre dos y cuatro años y por mucho que le demos de comer no llegará a pesar más 8 ó 9 kilos de peso. Un carácter y un tamaño estupendos para tener un gran compañero en cualquier circunstancia.

GARRY

Image 10 De 10

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *