FRIDA

11155107_10204995231975243_2738212437083196990_o   Mi pequeña Frida sí tuvo suerte cuando la abandonaron a las puertas del refugio. Se fue a una gran casa de acogida donde le prodigaron todos los cuidados y tratamientos que necesitaba, le ayudaron a reponerse física y anímicamente y de la que ha salido para vivir en los brazos y con la compañía de otra gran persona que ha sabido reconocer ese carácter dulce y mimoso, leal y alegre que le caracteriza. Frida bonita, no nos olvides y disfruta de tu nuevo hogar.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *