Ferrancito

Es que no me extraña. Está para comérselo.

Ferrancito se nos ha ido a Barcelona, han venido a por él antes de que nos arrepintiéramos de que se vaya tan lejos.

Va a estar con una familia joven, animalista, encantadora… Y en una casita preciosa en un pueblo más bonito todavía.

Toda la suerte que te mereces, cosa guapa. Un beso para siempre.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *