ETORKY

  Mi chico guapo, cuánto te voy a echar de menos! Recuerdo cuando te cogí de las manos del hombre que te salvó, siendo un cachorrete de 3 ó 4 meses, al sacarte de la acequia en la que habías caido. Son casi siete años jutos, amigo mío. Y ahora te me vás a muchos miles de kilómetros de distancia a dar tu lealtad, tu nobleza, tu inteligencia, tu paciencia, tu cariño, tu dulzura, tu…. a unas personas que seguro van a hacerte todo lo feliz que mereces. Envejecerás junto a personas que te comprenden, pero recuerda que yo siempre estaré aquí y donde yo esté tú también tendrás tu sitio.

 


/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *