Escotex

Me cuentan que en apenas una semana, nuestro Escotex ha recuperado gran parte de sus ganas de vivir. Ya pasea más confiado y lleva el rabito bien levantado y hasta lo mueve cuando su nueva familia le nombra.

Eras una espinita en nuestros corazones y ahora te has convertido en una alegría para seguir adelante.

Gracias, Escotex.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *