EDER

A Eder, junto a Duende y Yiyi nos lo dejaron atado cerca del refugio.  Eeder y Duende eran los que en peor estado se encontraban, dieron positivo en leishmania y  anemia y estaban llenos de heridas y costras a causa de la enfermedad; después del tratamiento están perfectamente, sanos y con ganas de vivir. Eder es un grandullón tranquilo y bonachón pero con personalidad. A su lado uno siente seguridad y, sobre todo, que Eder está pendiente del menor movimiento para responder y seguir cualquier indicación que se le de. Será un gran amigo para quien decida ponerle en su vida. Calculamos que nación en noviembre de 2010

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *