Dante y Mauro

No podía ser de otro modo. Con esas caritas y la buena energía de vuestra casa de acogida, ya habéis encontrado cada uno, Dante y Mauro, vuestras familias y vuestra felicidad.

Disfrutadla para siempre.

Mi niño Pecas va a ser feliz y va a hacer muy felz a su dueña. Estrenan juntos independencia y casa. Enhorabuena a los dos.

 

Pecas ha cruzado el arcoiris demasiado pronto. Aún tenía mucho amor y mucha lealtad que dar y que recibir.

No dejaremos de recordarte, cariño. Fuiste un gran camarada en el refugio y un gran compañero en tu adopción.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *