DAKAR

A este grandullón, buenazo, patosón y divertido lo dejaron atado a un árbol en unos merenderos cercanos. Como no era suficiente la desvergüenza de abandonarle, le dejaron al lado un saco de pienso a medias, un comedero y una nota que decía que estaba desparasitado con pipeta hasta junio. Ahora ya, además de demostrar una falta de respeto absoluta, demuestran que son unos cafres que se rien de todo. Arrieros somos…. Dakar se ha hecho a la vida del refugio sin ningún problema, se lleva estupendamente con todo tipo de perros y el veterinario dice que no tiene más de 10 meses o un año. Va a ser un precioso perro que se convertirá en el mejor compañero para quien lo lleve a su vida.

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *