DAKAR

 Precioso, finalmente tus dueños te han recuperado. Ha sido un peregrinaje duro el tuyo, robado y abandonado después. Pero ha terminado bien. Enhorabuena. No nos olvides, ha sido todo un placer convivir contigo.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *