CRIS

Vivían felices y tranquilas con una gran persona que las tenía acogidas desde hace ya varios años. La vida siempre acaba violentando las voluntades y esta persona ya no se puede hacer cargo de ellas. Y aquí estan, adaptándose a la nueva forma de vida y sesteando mientras sueñan con ese humano que las va a mirar a los ojos y se las va a llevar a su casa a convivir, a compartir, a querer y dejarse querer, a sentirse seguras por fín. Nuestra ovejita se llama Cris pero su aspecto hace que le pongamos ese sobrenombre. Es una perrita simpática y dulce, muy mimosa y algo tímida que solo piensa en acompañarnos, sea cual sea la actividad que hagamos. Es ese tipo de compañía que no se ve pero siempre se nota. Ojalá encuentre pronto a su familia y sea todo lo feliz que se merece.

/ Adopciones, Hembras, Perros / Etiquetas: ,

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *