COPI

Tenemos un nuevo ángel entre nosotros. Otra vez nos ha sorprendido la capacidad de amor y empatía de este grandullón al que no comprendemos como nos han traído. Es dulce, amable, cariñoso, mimoso, obediente…. Su bondad llega a extremos insospechados cuando se trata de soportar incordios de su amiguete Pipo, un ratonero valenciano que le trae por la calle de la amargura pero sin el que no sabe vivir. Nació en agosto de 2014 y esta sano y guapetón, esperando esa segunda oportunidad que tanto se merece.

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *