COCO

cocoA Coco lo recogieron unas compañeras de un contenedor de basura a donde algún mal llamado ser humano le había tirado. Estaba muy enfermo y desnutrido. En la analítica nos dieron el disgusto de encontrar que,  además de tener erlickia, ya curada, tiene  inmunodeficiencia. Bueno, y hambre, y suciedad y parásitos…. Ahora lleva una vida normal, está estable y su medicación es poca y controlada y su carácter es espectacular; es cariñoso, obediente, limpio, simpático…. Nos duele el alma pensar que nunca va a conocer otra cosa que una jaula solitaria.

/ Adopciones, Gatos, Machos

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *