IRIS Y FANI

  Nuestras pequeñas han tenido la suerte que se merecen. Desde Madrid nos las han pedido  dos estupéndas personas que además colaboran estrechamente con nuestros amigos de Nueva Vida, otro refugio que hace allí la misma labor que aquí intentamos hacer nosotros.

Sed felices, pequeñas. Ha sido un honor y un placer conoceros y convivir con vosotras.

 

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *