BIMBO

Este perrote grandote es en realidad un dulce perrito que no tiene conciencia de su envergadura. Se porta como un gatito. Nos llegó desde una playa cercana donde una persona lo vio parado y sin apenas moverse. El calor, la falta de agua y su enorme físico le estaban jugando una mala pasada. Hemos conseguido, a fuerza de dieta y muchos paseos, que ahora ya tenga un cuerpo atlético y bien proporcionado, aunque sigue siendo un grandullón, claro. Es mimoso, obediente, tranquilo y con muchas ganas de estar con los humanos. Tiene más o menos cinco años de edad y su comportamiento general nos dice que esta muy bien educado, acostumbrado a vivir en familia y que será un compañero inigualable para quien decida darle su oportunidad.

BIMBO

Image 8 De 8

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *