Bach

Es que no se puede ser tan guapo y estar aquí mucho tiempo, Bach bonito.

Nada más recogerte, ya me llamaron para venir a adoptarte de nuevo.

Vas a vivir como un rey, con una amiga nueva y cariñosa y unos papis que sabrán en todo momento lo que es mejor para ti.

Tienes que aprender a no escaparte, preciosidad. No se puede jugar con la suerte, aunque tú tienes mucha. La que te mereces.

/ En nuestro corazón

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *