ROCKY DEJADO

Esta tan estresado, no consigue comprender porqué ha venido a parar aquí, que nos da problemas para comer y a veces esta tan enfurruñado que no quiere ni que le acariciemos. Vivía feliz como acompañante contínuo de la mamá de sus dueños, le hacía compañía, le cuidaba, se dejaba cuidar por ella…. Y de pronto la vida le echó de su casa y de su familia. Es joven (06/12016) y agradecido a la menor atención como pocos. Esta siempre mirando a la lejanía pero cuando uno se  acerca, si le conoce, rápidamente se pega a su pierna y levanta una mirada suplicante que parte el alma. No se merece estar aquí, necesita una familia urgente que le devuelva la estabilidad y el cariño que ha conocido.

/ Adopciones, Machos, Perros

Compartir la entrada

Comentarios

No hay comentarios.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *